PALABRAS DE SALUDO DEL EMBAJADOR


El 11 de noviembre de 2019 llegué a Madrid para asumir mi cargo como Embajador de Japón en España.
 
Me produce una gran alegría volver a España después de casi 40 años y comprobar que hoy su presencia, en el contexto de una Europa en plena transformación, es mucho más fuerte en ámbitos como la economía, la ciencia y tecnología, y la política.
 
A lo largo de mi carrera en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón, me he ocupado de la planificación y formación de las principales medidas de política exterior, como las relativas a la seguridad, y aquellas relacionadas con los asuntos globales como el cambio climático, el desarrollo y las negociaciones internacionales en materia económica y de comercio exterior.
 
Mi trayectoria diplomática se ha centrado principalmente en Asia -mi último destino ha sido la India, donde permanecí cuatro años-, pero también en Europa, donde estuve destinado unos ocho años entre París y Londres.
 
Quiero transmitir mi voluntad de trabajar para profundizar aún más las relaciones entre Japón y España, contando con mi experiencia y con la inestimable colaboración de personalidades españolas en todos los ámbitos.
 
He venido siempre trabajando con el convencimiento de que las relaciones económicas entre países constituyen el cimiento de sus relaciones. En mi misión anterior en la India, contribuí al establecimiento de numerosas empresas japonesas en dicho país. Mi propósito como Embajador de Japón en España será, por lo tanto, contribuir a que las empresas japonesas puedan crecer en las mejores condiciones posibles y a que se establezcan otras nuevas. A este empeño voy a dedicar mi máximo esfuerzo.
 
Quisiera destacar que la larga historia de España, su riqueza cultural y sus tradiciones despiertan la admiración del mundo entero. Las relaciones entre Japón y España son largas y profundas y se basan en la amistad y el mutuo respeto. Una muestra de ello es el vínculo especial existente entre la Casa Imperial de Japón y la Casa Real española. Me gustaría reforzar aún más esta maravillosa relación favoreciendo también el intercambio entre las personas.
 
Si bien la colaboración entre Japón y España es intensa en muchas áreas, tengo la impresión de que hay, en concreto, dos con mucho potencial: el turismo y la cultura. Estoy convencido de que con una mayor difusión de los atractivos de nuestros países, se incrementaría considerablemente el número de turistas. El año pasado se alcanzó la cifra más alta de turistas españoles que visitaron Japón (alrededor de 119.000 personas). Aspiro a que ese número aumente aún más, y espero que los españoles que viajen a mi país descubran las maravillas de cada una de sus regiones.
 
Asimismo, quisiera contribuir a la difusión de la cultura japonesa. Me llena de satisfacción comprobar que hay cada vez más publicaciones sobre la cultura de mi país y que la gastronomía japonesa y el sake tienen un éxito indudable entre los españoles y son protagonistas de numerosos eventos. Me gustaría aprovechar este impulso para promocionar más intensamente nuestro legado tanto cultural como gastronómico.
 
Durante mi estancia en España hace cuarenta años, tuve la oportunidad de viajar a muchas regiones y admirar la gran diversidad cultural. En esta ocasión, deseo visitar aún más lugares de la geografía española, todas sus provincias, en la medida de lo posible, y conversar con sus gentes para conocer la realidad de la España actual, diferente a aquella que conocí hace cuarenta años. Ello me permitirá, además, fomentar las relaciones con muchas regiones y ciudades.
 
En cuanto a la política exterior, para Japón es importante el papel que desempeña España en el contexto actual de la Unión Europea, y el desarrollo de sus relaciones políticas y económicas con América Latina con la que mantiene un especial vínculo histórico. Me gustaría profundizar sobre todos estos puntos manteniendo encuentros con autoridades y expertos competentes en estas materias.
 
Por último, como diplomático, estoy convencido de que la labor diplomática debe dar frutos concretos. Durante mi misión en España, espero cosechar el mayor número posible.
 
Muchas gracias por su apoyo y colaboración.
 
Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Japón en España
HIRAMATSU Kenji